#conPalabras

Algún día descubriremos que todos llevamos una palabra dentro y que vivimos de frases que nos creemos y hacemos nuestras.

Algún día descubriremos que todos llevamos una palabra dentro y que vivimos de frases que nos creemos y hacemos nuestras. Cada persona, por así decir, tiene un depósito interno, y reposta y carga pilas y avanza en su camino por medio de las palabras. ¿Qué es lo que hacemos sino hablar con nosotros mismos cada vez que queremos tomar una decisión? ¿Cómo decirle a alguien te quiero, me importas, estoy a tu lado, contigo siempre si no sabemos qué significa, si no tienen valor para nosotros las palabras, si nos burlamos de ellas sin respetarlas como corresponde? ¿En qué momento puede alguien prescindir de ellas, presentes en todas partes y en todo? ¿Quién puede adentrarse en sí mismo y conocerse desprovisto de su potente luz, o quién descubrirá algo nuevo y ahondará en el sentido de la vida sin su certera compañía? Nadie. Nadie puede darles la espalda y vivir sin ellas.

Sin embargo, las palabras no son claras. Hay que aprender a tratar con ellas como quien hace un viaje nuevo, hay que aprender a nombrar las cosas y hacer uso de las palabras adecuadamente, hay que pasar largos ratos con ellas hasta que descubren su sentido. De lo contrario, quien no quiere ser aprendiz ni discípulo, quien se pone a hablar antes de escuchar, quien juega con fuego inconscientemente, el peligro del engaño, la brutalidad de las apariencias, la terquedad de quien no ha pulido sus capacidades tiende a arrasarlo todo. Sucede entonces que en lugar de usarlas y dominarlas, disfrutando su virtud, las despreciamos caprichosa e infantilmente, y las dejamos de lado como si fuera un cofre del que no hemos encontrado la llave que nos da acceso al tesoro. Suele pasar que por falta de tacto y por descuidos, decimos entonces lo que no es, y caemos en una mentira que creemos verdad. Por torpeza.

Nuestro título tiene este estilo. Jóvenes que descubren cómo las palabras van dando forma a las realidades y nos permiten llegar más allá de donde se quedan nuestros ojos. Suya es la palabra de este blog y con palabras avanzamos. Con esta intención y vocación, comenzamos el lunes 16 de marzo. ¡Gracias por hacer vuestro este proyecto y sacarlo adelante entre todos!